Guía de Cuidados

¿Por qué se requiere de una transición al cambiar la dieta de su mascota?


El tracto digestivo de los perros es sensible y necesita un período de adaptación para los cambios en la dieta. Por esta razón se recomienda mezclar en proporciones variables la comida vieja y la nueva por un corto tiempo. Este período de transición debe durar aproximadamente 7 días, de tal forma que el impacto sea lo más suave posible para el sistema digestivo de su mascota.
Cualquier cambio abrupto en la dieta puede provocar un malestar gastrointestinal, ya sea diarrea o vómitos, y desaparece al cabo de unos días. A diferencia de los humanos, los perros suelen tener la misma dieta durante meses o años, por lo que sus sistemas digestivos no están preparados para enfrentar alteraciones de la misma manera que los nuestros.

Gracias a la atención veterinaria moderna no es extraño que los perros vivan hasta los 15 años de edad o más. Aunque en general, las razas pequeñas viven más tiempo que las grandes, pero con una buena atención médica, una dieta nutritiva y un montón de cariño, su perro puede pasar muchos años junto a su familia.

A medida que envejecemos, todos nos ponemos menos activos y perdemos fuerza muscular y masa ósea. Nuestra función digestiva se vuelve menos eficiente, las papilas gustativas son menos sensibles, la piel se pone seca y escamosa y la sensación de rigidez aumenta en las articulaciones. Es importante que controle el peso de su perro cuando ya es más viejo. El exceso de peso supone una tensión indebida para el corazón de un perro, su esqueleto y otros órganos vitales.

Los perros son considerados adultos mayores alrededor de los 8 años de edad para las razas pequeñas, a los 7 años en el caso de las razas medianas y a los 6 años para las razas grandes. A medida que su perro entra en esta etapa de la vida, asegúrese de programar chequeos regulares al veterinario, ya que el más mínimo problema de salud puede llegar a ser grave si su perro se encuentra en una etapa avanzada de edad.

También hay que considerar que a los perros mayores todavía les encanta jugar, pero sus caderas y articulaciones pueden verse afectadas por la artritis (especialmente en ciertas razas), por lo que se podrían cansar más fácilmente, por eso manténgase atento al nivel de actividad de su perro (estos suelen dejar de jugar cuando están cansados).

Por último, ajuste el tipo de alimentos a la etapa de vida de su perro. Una vez que su perro pasa a ser un adulto mayor, es importante ajustar su dieta a un alimento para perros de alto nivel, como Natural Food Adultos Premium, para maximizar la salud general y el bienestar. Puede mezclar este alimento seco con un poco de agua tibia para que sea más suave y más fácil de masticar.

Cuando llega el verano las altas temperaturas pueden poner a su perro en riesgo. Por lo tanto, es necesario tomar conciencia de estos peligros para prevenirlos.
Para empezar, visite a su veterinario durante la primavera o comienzos del verano para un chequeo y así asegurarse que todo anda bien.
Luego considere la posibilidad de un corte de pelo más ligero para ayudar evitar un exceso de calor. Recuerde afeitarlo dejándole el pelo de al menos de 2,5 centímetros de longitud, para que tenga algo de protección contra el sol.
Así mismo, es fundamental tener siempre agua en la mano para mantener a su perro bien hidratado mientras esté fuera de casa. Tampoco debe olvidar darle a su mascota en todo momento un acceso a la sombra en todo momento, porque los perros pueden quemarse con el sol y con las superficies calientes, tal como los humanos.

Los signos principales de estrés por calor incluyen jadeo excesivo o dificultad para respirar, aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, babeo, debilidad leve, estupor o incluso un colapso. Si nota que su perro está experimentando cualquiera de estos síntomas, llévele la cabeza a la sombra, dele a tomar agua fría y aplíquele, toallas húmedas y frías. Posteriormente, llame a su veterinario para mayor seguridad.
Nunca, se debe dejar a un perro desatendido al interior de un vehículo en los meses de verano. Esto puede provocar un golpe de calor y causarle la muerte en cuestión de minutos cuando se presentan altas temperaturas.

La piel de su perro es el principal índice para saber si ha sufrido una quemadura por causa del sol. Si está quemada, la piel se verá más rosada de lo normal y puede ser más sensible al tacto.
Estas quemaduras en su perro, además de desagradables e incómodas, son sumamente perjudiciales. Al igual que la gente, los perros expuestos a demasiado sol pueden desarrollar cáncer de piel, de hecho, el cáncer de piel es el tipo más común de cáncer en perros.
Es mejor proteger la delicada piel de su perro frente a la exposición al sol, antes que lamentar las secuelas. Por eso, si su perro está fuera durante el día, asegúrese de que puede refugiarse en una caseta de perro o bajo la sombra de un árbol. Sin embargo, aún en estos casos su perro no está recibiendo protección total UV, por lo puede aplicarle un protector solar también. No es necesario utilizar un protector solar especial para perros, con uno de los que usted mismo se aplica basta.
Sólo Recuerde:

• Limite la exposición de su perro a los rayos UV en las horas pic de sol.

• Usar preferentemente un factor para niños de SPF 30 a 50 y se aplicar según las instrucciones de la etiqueta para las personas.

• Aplicar sobre las áreas de piel más sensibles de su perro: nariz, orejas, vientre, y las cicatrices rapadas o zonas desnudas.

• Vuelva a aplicar si su perro va a nadar, se frota en la hierba o en la arena, sobre todo si el protector solar no es impermeable.

Viajar con un perro casi siempre implica un desafío y requiere un poco de planificación.

Asegúrese de tener todos los elementos de esta lista, para eliminar las preocupaciones y disminuir los problemas durante el viaje, garantizando un paseo seguro y agradable para todos.

 

Alimentos

Es importante no interrumpir o cambiar la dieta de un perro durante el viaje, porque puede causar problemas intestinales o molestias.

 
Medicamentos

Lleve consigo cualquier medicamento que su mascota necesite, ya que conseguirlos lejos de su hogar puede ser muy difícil.

 
Contenedor para traslado

Si vas a viajar en avión, lo más probable es que exijan un contenedor de un tamaño específico, dependiendo de cada aerolínea. Consulte previamente para evitar disgustos. Si usted viaja en automóvil tiene una mayor flexibilidad respecto al tamaño y el tipo de caja para transportar a su perro.

 
Una manta o juguete de casa

Si bien esto no es necesariamente un requisito, el contar con algún elemento con olor familiar puede ayudar a consolar a su perro durante el viaje, sobre todo para aquellos perros que están acostumbrados a una rutina estricta.

 
Collar y correa

Asegúrese de que el collar de su perro tiene información de contacto en él para que usted pueda ser localizado si por alguna razón se separa de su mascota. No te olvides de bolsas de residuos para la limpieza durante los paseos también.


Ayuda para calmarlo

Si su perro se pone especialmente nervioso durante los viajes, usted puede solicitarle a su veterinario un medicamento que ayude a mantener a su perro en calma, durante el trayecto.

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete para recibir información destacada para tus mascotas.